Abogado de Casos Sobre Fraude en Arizona

Fraude lleva consigo la implicación moral de malicia, igual a ramificaciones legales. Una persona puede cometer fraude para una variedad de razones, la mayoría de los cuales se relacionan con un intento de obtener ingresos a través de medios nefastos. Fraude en Arizona lleva fuerte implicaciones y la navegación y la negociación de estas sanciones se manejan mejor con la ayuda de un abogado con experiencia en casos de fraude.

El fraude al consumidor es probablemente el tipo más común de fraude en Arizona, debido a su facilidad de perpetración y su carácter no violento. Cometer fraude al consumidor puede parecer como delitos de cuello blanco que lastima a nadie. Sin embargo, su ilegalidad significa que cientos de personas están condenadas por fraude cada año.

Para proteger a sus residentes, Arizona ha regulado el fraude y sus definiciones relacionadas a la Ley de Fraude al Consumidor de Arizona. Esta ley establece que “El acto, uso o empleo de cualquier persona de cualquier engaño, acto o práctica engañosa, fraude, falsas pretensiones, falsas promesas, falsedad u ocultamiento, supresión u omisión de cualquier hecho material con la intención de que otros se basan en tal ocultamiento, supresión o omisión, en relación con la venta o publicidad de cualquier mercancía o no cualquier persona de hecho se ha engañado, desinformado intencionalmente, o dañado por lo tanto, se declara que es una práctica ilícita “.

Esto significa que si una persona siente que ha sido tomada de ventaja financieramente o materialmente, tiene un recurso legal. Con el fin de demostrar la responsabilidad por fraude en Arizona, se deben cumplir los siguientes criterios.

Una persona tiene que comprobar que algo estaba representado falsamente. Esta falsedad debe ser conocida por el autor. Esto protege al autor de un presunto fraude de algunas de las consecuencias de un error honesto. Sin embargo, los casos de desinformación intencional son a veces sujetos a sus propios matices legales, tales como la negligencia, especialmente en los casos en que las vidas humanas están en riego.

La víctima tiene que comprobar la intención del hablante que la falsa afirmación debe tomarse acción sobre, y su propia ignorancia a la verdad del asunto, y la confianza en las afirmaciones del altavoz (falsos), y el derecho a confiar en estas afirmaciones. Por último, la víctima debe comprobar que él era, de hecho, perjudicada por dichas afirmaciones falsas. Si usted ha sido acusado de fraude un abogado de Arizona puede elegir cualquiera de estas sabidurías para evitar una condena. Los cargos de la prueba sobre la víctima para demostrar el victimismo. La defensa de su abogado puede tratar de demostrar que cualquiera de estos criterios no se han cumplido.